El Sello del Viento Blanco

1vientoLa energía Viento

La energía del Viento Blanco es fuerza de movimiento y palpitación. Los seres humanos respiramos orgánicamente la esencia del Aire con todo nuestro cuerpo, para comunicar, expresar, escuchar y relacionarnos.

Comunicadores, expresivos, sencillos, idealistas. La voz que inspira y moviliza a través de la palabra encontrando el sentido espiritual de cada experiencia de vida.

El Espíritu

El Aire es purificador de vida, al poner en movimiento circular y ondulatorio las distintas partes del organismo de la Madre Tierra. En la naturaleza el viento es una fuerza enlazadora que une territorios, transporta nubes, lleva agua, ayuda en la migración de los pájaros, impulsa las velas de los barcos, transporta semillas, es un espíritu benéfico al servicio de la vida.

Es el primer aliento de vida y el último suspiro. Es limpieza del espíritu y palpitar de vida, fuerza de movimiento y palpitación. Las plantas, los animales y las personas limpiamos y purificamos nuestros ser con su esencia; respiramos, latimos, hablamos, expresamos, cantamos y lloramos con todo nuestro cuerpo. Representa la libertad plena de realización, sin limitación ni atadura alguna.

El viento es invisible, no se ve con los ojos físicos, se percibe y se oye, es sutil como el espíritu que somos. Nos trae los mensajes ancestrales, nos recuerda quienes somos y de donde venimos, es el portador de las palabras antiguas y los lugares lejanos. La comunicación se expresa en la palabra, por eso nuestra palabra debe ser dulce y transparente.

La Comunicación – El Poder de la Palabra

La comunicación es esencial en el ser humano, canal para expresar, escuchar y relacionarse, elemento que rige las ideas y el cambio. A través de él manifestamos admiración, respeto y reverencia. La conciencia cósmica escucha la expresión de sus frutos; siente su necesidad, su hambre y su sed.

Por eso la vida está en el diálogo; la felicidad está en saber escuchar y saber expresar. Somos capaces de relacionarnos con el agua, la tierra, las plantas, los animales y con el sol mediante la palabra, el respeto, la reverencia y la interconexión energética y espiritual. Esto es Ser Uno con la conciencia del Universo. Por eso, es necesario dejar fluir las energías para comprender y aprender de la Naturaleza, todo tiene algo que ofrecernos y comunicarnos, todo habla. La humanidad debe aprender a entender su lenguaje.

La comunicación con nosotros mismos es vital, reconocer los diálogos internos y los discursos aprendidos nos lleva a sincerarnos con nosotros mismos. Somos espíritu vinculado a la Tierra y el Cosmos, atendiendo nuestras palabras, atenderemos nuestra consciencia. La comunicación se expresa en cada parte de nuestro organismo, por eso nuestros actos deben ser transparentes y expresar nuestra esencia y así cultivar nuestra espiritualidad.

La comunicación se expresa con la palabra, por eso nuestra palabra debe ser dulce y transparente, la ternura en el actuar y en el decir, la suavidad de las palabras y de las acciones expresa firmeza de esencia y paz de espíritu. La palabra crea colectividad. La palabra es consejo, es acuerdo colectivo, es solidaridad. La palabra respeta la libertad y la realización particular.

La Personalidad Viento

Si tu frecuencia es el Viento, eres una persona empática y expresiva. Les gusta hablar, se expresan con todo su cuerpo y siempre puedes contar con ellos para que te escuchen. Movidos y activos, tienen la capacidad de movilizar cosas y desencallar situaciones. Sinceros, honrados y francos. La respiración es su guía. Sus tendencias profesionales suelen ser la de locutores, periodistas y comunicadores.

Un Viento dormido habla mucho pero sin sentido, sin transmitir nada y no logra comunicarse porque no lo hace desde la verdad, sino que chismea y miente, por miedo o limitación mental. Pueden herir con las palabras o con su forma de expresarse. No controlan su poder los encuentras en calma como una brisa fresca o desatan el huracán en momentos donde se ven superados emocionalmente. Si no conectan con su parte espiritual, no comunican bien hasta el punto de estar siempre callados.

Un día Viento

La energía de un día Viento es para mover cosas, crear movimiento, despejar dudas, airear la mente y calmar las emociones. Día propicio para la comunicación, para dar una conferencia, para aclarar malos entendidos, para comunicar algo a alguien o simplemente para expresarte desde tu ser interno. Puedes aprovechar para tener ese diálogo con tu ser interno que siempre postergas, promover la escucha activa con tu ser y expresar lo que sientes de manera sincera.

Datos técnicos:

Espejo Magnético