Kin

¿Dónde reside tu sabiduría?

Último día del año maya de la luna solar roja, la energía de la sabiduría y la libre voluntad despiden un año intenso, dónde hemos liberado emociones a través de la intención, pulsando el corazón, purificando y dejándonos fluir.

Integrar las decisiones que vamos tomando desde la libertad del espíritu, va conformando el camino de evolución, que permite conocernos como seres humanos, acercándonos a nuestro corazón, fluyendo con las experiencias que la gran maestra, la Vida, nos pone en nuestro camino, para que podamos aprender y así evolucionar hacia nuestra sabiduría original, dónde residen todas las respuestas a nuestras preguntas.

Hoy es un buen día para que nuestro cuerpo y mente se escuchen, para generar ese diálogo interno que nos sitúa directamente en nuestra coherencia personal, ¿es así cómo quiero vivir? ¿Es realmente esto lo que pienso?

Déjate influenciar por lo que te diga tu cuerpo, cuando tomes una decisión, ten en cuenta si tu cuerpo te acompaña en tu decisión o se tira atrás, es algo realmente simple, en nuestros instintos también están las respuestas. Es una cuestión de reeducarnos y modelar la información tanto desde la razón como desde nuestro cuerpo.

Para que podamos llevar a cabo lo que nos proponemos es importante ser íntegros y coherentes a la hora de cambiar de piel, de soltar aquello que nos encadena. Somos responsables tanto de las elecciones que hacemos, como de las que no hacemos, ya que consciente o inconscientemente, lo sepamos o no… siempre escogemos.

No hay mejor manera que acabar el año haciéndonos las preguntas desde la coherencia e integridad de nuestro Ser, produciendo la libertad de elección, teniendo en cuenta no sólo la razón, sino integrando lo que nuestro cuerpo y espíritu tengan que decir, creando esa armonía interna que precede a los estados de paz, de sentirnos bien con nosotros mismos, vitales y felices, porque cuando uno piensa, obra y dice lo que su corazón le susurra desde el alma, se crea la armonía natural para empezar a sonreír y ser feliz.

Comunica desde la integridad del Ser, armoniza la sabiduría corporal y espiritual, hazte Uno con lo que sientes y piensas, sólo así podrás modelar un aquí y ahora sin cadenas ni apegos, volcando la sabiduría y fluyendo con la vida en perfecta coherencia y armonía.

Yo soy coherente con mis elecciones, armonizando cuerpo y espíritu, yo soy otro tú.

8

(Humano Galáctico amarillo, kin 112)

Espejo Magnético

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>