a title a title
Carta Natal Maya Básica

La Carta Natal Maya Básica es un informe personal que te ayuda a entender quién eres y hacia dónde vas...

Leer más »

Carta Natal Maya Completa

La Carta Natal Maya Completa es un informe personal que te ayuda a entender con más precisión como mueves la energía...

Leer más »

Kin

El Principio es el Fin

Tú eres una casa en la que nadie conoce al dueño, Gurdjief

En tu casa vive mucha gente, hay muchos invitados, y como nadie sabe quién es el dueño, todos piensan que son dueños. En cada momento hay alguien que toma el poder y hace el papel de dueño. Cuándo el enfado asume el poder, se convierte en el anfitrión. Cuándo el amor se vuelve poderoso es el anfitrión. Cuándo los celos toman el poder, estos se adueñan de la casa. Así hay una lucha constante, porque hay muchos invitados y todos quieren ser el dueño de la casa.

¿Y el dueño?, o se ha ido de viaje y no ha regresado o está durmiendo. Tu ser está profundamente dormido, de ahí la insistencia de despertar, de ser más consciente. Si te vuelves consciente el dueño aparece, y en este momento los invitados desaparecen y se ponen a su servicio, ya que ellos no pretender ser lo que no son. Así que la verdadera cuestión no es luchar contra el enfado, los celos, el odio… es despertar al dueño.

Cuando estás consciente cada cosa se pone en su lugar. La mente está destinada a permanecer dividida, no puede volverse una, la propia naturaleza de la mente es así. Si intentas entender la verdadera naturaleza de la mente te darás cuenta que siempre se mira las cosas con su opuesto. Defines la luz a través de la oscuridad, el día a través de la noche, la salud a través de la enfermedad, la vida a través de la muerte… y viceversa. Y así en realidad nada queda bien definido ya que todos ellos son indefinibles ya que son conceptos unitarios.

La existencia es unitaria no es dual, ya que en verdad los opuestos no existen. La vida es una, la existencia es una, la mente es dualista. Entonces te aferras a la vida y tienes miedo de la muerte, te aferras al amor y tienes miedo a odiar, te aferras a lo bueno y tienes miedo a lo malo, siempre es la mente que crea el conflicto.

Entonces ¿Cuál es el propósito de todo este juego de la existencia? La mente lo define como nuestro destino, el lugar hacia dónde vamos y el Corazón lo define como la semilla, ya que no puede surgir nada que no esté oculto en la semilla. La flor está oculta en la semilla; la flor es el significado del árbol; la alegría y la felicidad radica en el éxtasis de su florecimiento. Por lo que el final tiene que estar en el principio.

El principio es el fin, porque aunque no lo veamos existe innato en él, por lo que permitir que la mente nos divida limita la verdad de la misma existencia de la que participamos. Nos acabamos perdiendo en ilusiones que nunca llegamos a alcanzar, sin significado, sin sentido porque no es real ni verdadero.


Yo soy el principio y el fin, yo soy otro tú


road-908176_1920

 

(Caminante del cielo Eléctrico rojo, kin 133)

Reflexión basada en un texto de Osho. Gracias hermano

Espejo Magnético

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>