a title a title
Estudio Energético de Pareja

Carta Natal maya de pareja...

Leer más »

Estudio Energético Familiar

Carta Natal maya familiar...

Leer más »

Kin

Escucha lo que tu cuerpo tiene que decirte…

Para darle forma a la comunicación y podernos expresar desde nuestro espíritu, el universo nos ha puesto a nuestra disposición muchas herramientas, pero hay una en particular, que son los mensajes que nos envía el cuerpo físico, el receptor de nuestro espíritu en esta realidad.

Los instintos son mensajes que detecta nuestro cuerpo físico, mucho antes que los podamos detectar por otro medios, para salvaguardarnos de peligros, de situaciones de alerta; más o menos esto es lo que nos han contado a todos en la escuela. Si bien en una primera capa, es cierto, porque todos tenemos el instinto de supervivencia, nuestro cuerpo además de este instinto, posee muchos otros, ya que este cuerpo está en contacto con la realidad de la materia en todo momento y sirve de canalizador de mensajes a los demás cuerpos que conforman nuestra aura.

¿Hacemos caso a nuestro cuerpo? somos un todo, tenemos que tomar consciencia acerca de lo que nuestro cuerpo puede hacer por nosotros, confiar en lo que nuestro cuerpo nos dice, es una de las primeras formas de comunicarnos con nosotros mismos. Además los instintos nunca se equivocan, si hay algo que tu cuerpo no ve claro, seguramente no lo estará…

Hagamos el ejercicio el día de hoy, de escuchar a nuestro cuerpo, de cuidarlo y respetarlo, porque es nuestro vehículo en esta vida para alcanzar, en este caso, la comunicación con nuestro Yo superior y establecer la perfecta medida, para alinear nuestros cuerpos con nuestro propósito energético. Es el momento de dejar atrás todo aquello que nos mantiene apegados a cosas materiales, personas o situaciones, es hora de darle forma a nuestro proceso de comunicación interior, tenemos que tomar perspectiva de aquello que nos mantiene apegados, que no nos permite soltar y dejar ir.

Nuestro cuerpo es el templo que ha escogido el espíritu para establecer una comunicación entre cuerpo-corazón y espíritu. Para poder definir nuestros instintos como antenas receptoras, sólo podemos nutrirnos de nuestra esencia primigenia, en el aquí y ahora continuo, tomando perspectiva, activando nuestra creatividad y confiando en la liberación de lo que ya no somos, porque cada día evolucionamos hacia la comunicación con la divinidad.


Yo doy forma a mis instintos y me comunico con mi divinidad, yo soy otro tú


pexels-photo (1)

(Serpiente Autoexistente roja, kin 225)

Espejo Magnético

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>