a title
Tzolkin Labs: la Energía Sol

Sábado 15 de Octubre 2016 en Sant Cugat (Barcelona)

Leer más »

Kin

¿Estás despiert@?

Entendemos el cielo como algo separado de la tierra, la mente separada del corazón y nuestra esencia energética separada de nuestro cuerpo terrenal; tendemos a separar los conceptos que rodean nuestra existencia porque vivimos en la dualidad. Explicamos las cosas poniendo límites para poder definirlas y cuantificarlas, creamos estructuras que se mueven en estos parámetros y en ocasiones, muy ocasionalmente los rebasamos.

Cuando nos encontramos con algo sin explicación racional decimos que es sobrenatural, sino es lógico es divino, pero el concepto de divinidad se ha extrapolado hasta un punto en el que hemos conseguido que forme parte de unas creencias a las que hemos encasillado como religiones o filosofías, y así lo que no entendemos o podemos comprobar entra a coexistir dentro de nuestra estructura.

Ya se ha comprobado que todo es energía, que nuestros cuerpos crean un campo energético que nos ayuda y protege, una estructura en donde somos capaces de movernos para llevar a cabo las acciones que queremos hacer. También está comprobada la fuerza de las emociones, la capacidad mental y la sabiduría innata en nuestro cuerpo físico, y aun así dudamos de la visión energética de la vida.

Estudiamos la naturaleza y nos fascina su magia, orden y poder, sin ser muy conscientes que formamos parte de ella y por tanto compartimos sus dones; creer en una realidad más allá de lo físico es algo que aceptamos en ocasiones en las que nos vemos muy apurados o necesitados, desesperados por encontrar soluciones o respuestas que nos ayuden a conectar con la vida, y es en estos momentos cuando el cielo se abre ante nosotros ofreciéndonos la unificación de cielo y tierra, mente y corazón, energía y vida.

Puede que necesites ir al límite, estás tan dormido que cuando te hablan de luz y divinidad no acabas de entender ni creer que la verdadera esencia de tu vida está regida por algo superior. Te encantaría que tu vida fuera un viaje, una aventura más propuesta por tu alma, porque si así fuera todo ego, sufrimiento y dolor no tendrían sentido más allá de ser ejercicios, prácticas en las que debemos poner a prueba nuestros poderes, y por tanto un juego de entrenamiento que nos prepara para vivir en armonía y unión con todo lo que existe.

¿Cómo vivirías si fuera capaz de trascender los límites de la separación? Seguramente te liberarías de la presión de vivir y empezarías a elegir de manera más consciente y coherente, te reirías más de todo y no permitirías que nada te desestabilizara, jugarías al ritmo que te propone la vida y buscarías la manera de potenciar tu luz.

Si así lo crees posible, bienvenid@ a tu nueva vida, si aún no te lo crees… sigue disfrutando de tu sufrimiento y sepultando tu luz, porque será que en el fondo te encanta No Ser.


Yo trasciendo los límites, Yo Soy mi cielo y mi tierra, soy otro tú


photo-1465310477141-6fb93167a273

(Caminante del Cielo Rítmico rojo, kin 253)

Espejo Magnético

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>