Kin

Que Te Parece… ¿Probamos a Amar más Nuestra Vida?

Nuestro último fin es llegar a sentir y vivir la Felicidad que transmite un Corazón Sano sincronizado con la Verdad y el Amor, dicho así suena muy fácil y bonito, otra cosa es aplicarlo a nuestra vida cotidiana, con nuestros problemas diarios, nuestros pensamientos y estructuras de defensa acérrima, nuestra mente distraída en banalidades o nutriendo en demasía nuestro ego individual.

Nos sentimos enfermos, desanimados, tristes, indignados… y nos hablan de Amor, de amar sin esperar nada a cambio, nos hablan de perdón y comprensión…. Y pensamos si claro!!!! Y el otro qué?…

Aun no entendemos realmente lo que significa este concepto, lo profundo e importante que es deshacerse de la mente que confabula contra todo y centrar nuestros movimientos de vida guiados por nuestro Corazón. Podemos ser buenos, amorosos, podemos perdonarlo todo y no sentirnos culpables, pero en verdad no creemos en ello, siempre pendientes de los demás, de las circunstancias, actitudes, acciones y palabras que nos llegan del exterior, que nos hacen daño.

La Fe en el Amor se ha ido reduciendo en nosotros, por lo que vivimos y experimentamos a nuestro alrededor, nos roban, nos faltan al respeto, nos engañan, nos presionan, nos atacan…. Y a todo esto nuestra fe en nosotros, en nuestro verdadero potencial disminuye, nos encontramos navegando sin rumbo en un mar de dudas, batallando con las sombras, cubriéndonos y protegiéndonos, no queremos Ver, ni Oir nada más, cansados y agotados de esa búsqueda de la Felicidad que nunca llega, diluyéndose en nosotros la ilusión de una vida mejor.

La energía de hoy nos recuerda la Verdad, nos habla de que el Amor nos libera de las cargas, nos facilita el camino y nos Sana. Esto es así y es Verdad, algo en nuestro interior nos lo indica, un pequeño destello, un pequeño rayo de Sol que que augura el final de la tormenta, el fin de la lucha, el momento de paz esperado y anhelado por nuestro corazón.

Probemos hoy a hablar más amorosamente, a no juzgar, a comprender más a los demás, a perdonar cualquier cosa, no hay nada tan grave que no se pueda rehacer, reparar o sanar, tan solo hay que hacer un acto consciente de liberarse de la mente, de darle el mando de nuestra vida al corazón, de amar lo que nos gusta y lo que nos disgusta. Probemos de mantener nuestro centro, de no enfadarnos, no atacar, no defender, no juzgar…

No es un ejercicio fácil, supone un esfuerzo personal, solo hay que estar dispuesto a hacerlo, nutrirlo conscientemente para centrar nuestra fuerza en el poder que esconde nuestro corazón, sin más, sin darle vueltas, porque sí queremos ser felices y estar en paz, sentirnos libres de la presión para actuar desde la verdad de lo que realmente somos, energía luminosa que diluye las sombras y expande Amor.

Hoy libero mi fuerza de luz siendo más amoroso, yo soy otro tú.

11

Perro Espectral Blanco, kin 50 (23 mayo 2015)

Espejo Magnético

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>