a title
Biblioteca Tzolkin

¿Quieres aprender Tzolkin? Navega por nuestra biblioteca y descubrete

Leer más »

Kin

Tu autenticidad no es negociable

Florecer desde lo que somos en realidad nos aporta esa armonía necesaria en todo proceso evolutivo para despertar nuestra esencia más auténtica, aquella que nos define el rumbo a seguir, aquella que hace que mostremos lo más bello de nosotros mismos.

Es un buen día para prestar atención a todo aquello que hagamos, prestando atención en el aquí y ahora, sincronizando mente y corazón, para experimentar la armonía de vernos florecer siendo un modelo de conciencia e integridad, creciendo no solo hacia la luz del sol, sino estableciendo unas raíces lo suficientemente profundas para que nuestro crecimiento sea sólido, consistente y en armonía con nuestro Yo original.

Hagamos conscientes nuestras elecciones para que puedan ser libres y así poder sincronizarnos con los ciclos naturales, atinando el momento perfecto para florecer. Modela tu observación consciente para ver lo que realmente es esencial para tu florecimiento, ha llegado el momento de integrar tu esencia y armonizar tu vida. Armonizarse con las sincronías es expandir los límites de tu esencia, es ser coherente con lo que piensas, dices y haces; cuando se produce esta sincronización eres capaz de ser realmente quien eres, capaz de ser el artista creador de tu vida, para observar tu propia belleza, con un crecimiento sostenido en la elegancia y armonía.

Si creces desde la integridad de tu esencia, podrás florecer rumbo a tu evolución álmica, siempre encontrando el momento perfecto, para dar el siguiente paso, para acercarte más a ti mismo y conectar con tu corazón. La integridad no es más que ser lo que has venido a ser, ser coherente con tu vibración, para ello tenemos que pasar momentos de oscuridad, porque descubrir quiénes somos no es algo automático muchas veces, es algo que nos lleva tiempo y un montón de experiencias para descubrir que hacemos con lo que somos.

En el momento que sabemos lo que somos, es cuando vamos a favor de nuestra propia energía, es cuando crecemos interiormente desde la fuente original, es cuando nos sincronizamos con la Tierra, con nuestro espíritu y corazón, es cuando todo cobra sentido, es cuando la luz de la consciencia ilumina nuestra mente y se conecta con nuestro corazón, pulsando nuestra frecuencia vital para florecer a lo que somos, únicos, íntegros y originales.


Florece desde la armonía de tu esencia y expande tu fragancia al mundo, yo soy otro tú


semilla 8

(Semilla Galáctica amarilla, kin 164)

Espejo Magnético

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>