Onda

Madre Tierra, Madre Divina

Onda Encantada de la Tierra

Renovamos ciclo con la energía Tierra, ésta nos conecta con lo sincrónico e inusual, el rumbo, los diferentes caminos y la responsabilidad de asumir las consecuencias con buena actitud, sin desvitalizarnos en el proceso por más trabas que en él nos encontremos. Ocupamos un cuerpo físico del que somos responsables y para comprender, aprender y sanar nos acompaña la Madre Tierra, la energía creadora con la que debemos sintonizar para adquirir la consciencia que despierta nuestra divinidad.

Compartimos para esta trecena una reflexión del libro, “Tierra” de Barbara Marciniak, una visión del movimiento de sincronización vital entre la energía femenina y masculina, que debemos aprender a equilibrar y potenciar adecuadamente, para despertar la memoria interna del poder creador de la Madre Tierra innato en todos nosotros.


La energía de la Madre estuvo en un momento dado llena de tremenda fuerza negativa y fue desviada de su propósito. Antes de la cristiandad las mujeres por influencias externas abusaron de la frecuencia masculina y perdieron el sentido de compañerismo y de unidad entre hombres y mujeres, ellas dejaron de honrarlos. Luego el péndulo osciló hacia el otro extremo y cuando la vibración masculina empezó a tener un papel más activo, los hombres respondieron con vehemencia a todo lo que les habían hecho algunas mujeres.

Ahora, hace falta establecer el equilibrio evitando que se adore más a una vibración que a la otra. Cuando los hombres honren a la Madre aprenderán a valorar la vida y las mujeres aprenderán a redefinir la forma en que la vida se materializa. Debemos reestructurar nuestras creencias y experiencias, cuya memoria proviene de lo que hemos elegido vivir.

El movimiento patriarcal cambio nuestra historia relegando a la Madre a los murmullos de los mitos y leyendas. Pero ella es generosa, se ha quedado entre bambalinas durante la batalla patriarcal, pues sabe que ella es la fuerza creativa detrás de todas las cosas y que todas las cosas han de volver a ella en algún momento. En su generosidad permite que las cosas sean así… reflejando el yo soy tú y tú eres yo… ya que de ella proceden todas las fuerzas vitales, es la fuente que sostiene todo… éste es el estado de la nueva consciencia.

Por lo que… es necesario iniciar la exploración interna hacia la consciencia de la Madre para dejar de matar y deshonrar la vida. La comprensión de lo que es la vida, la muerte y a interconexión de todo – que todo está conectado a la misma fuente- tiene que llegar a ser el paradigma primordial del mundo.

…Si honramos el principio femenino en nosotros mismos y en el planeta, este reconocimiento servirá de nuevo fundamento para nuestras comunidades y civilizaciones. Debemos buscar esta fuerza vital, mirar más allá de lo que nos han enseñado y encontrar esa parte de la Madre –energía femenina que está tanto en hombres como en mujeres– que está esperando ver la luz.

Así… las cosas tienen que cambiar; la Madre orquesta los sucesos como parte de la solución, ella trabaja con nuestro Corazón para mantenerlo abierto, no solo para nuestro beneficio, sino también para aquellos que se cruzan en nuestro camino en estos tiempos de grandes lecciones.

La Madre representa el principio del Amor, no discrimina sexos, ni hay rabia ni rencor en ella, es un ser que lo permite todo para que sus hijos e hijas puedan aprender. Ella se mueve rápido y está dispuesta a trabajar con todos aquellos que quieran recordar su llamada


A lo largo de este ciclo de 13 días honramos la Tierra para sentir su calor y energía, su sagrada divinidad en nosotros y así sentir que no estamos sol@s en esta búsqueda del amor a la vida. Despertar el ser creador que somos pasa por reconocernos en ella y sincronizar nuestro corazón con su latido divino.

Espejo Magnético

Classified related terms

Related Articles

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>