Onda

Onda Encantada de la Semilla

Es ahora el momento de Florecer, ¿porqué no?

La Onda Encantada de la Semilla Amarilla nos conecta durante 13 días con la energía del Florecimiento personal, el desarrollo cósmico de nuestro ser y el programa interno que todos contenemos para despertar en lo que somos.

Iniciamos la primavera en el hemisferio norte del planeta tierra, momento de plantar, de poner las manos en la tierra y disfrutar de la ilusión de ver crecer la vida en sincronía con su entorno, o ¿no nos emocionamos cuando vemos abrirse una flor? O ¿Cuándo contemplamos como madura un fruto?

Iniciamos el otoño en el hemisferio sur del planeta tierra, momento de recoger la cosecha, de disfrutar del sabor de los frutos plantados, de sentirnos abundantes, o ¿no nos sentimos orgullosos de ver los campos llenos de alimentos y satisfechos por las cosechas?

Sea de donde seas y vivas donde vivas, la madre tierra te proporciona siempre las mejores condiciones para tu supervivencia y es que si seguimos los ciclos naturales nos daremos cuenta que todo es perfecto en cada instante, no necesitamos nada más. Pues así somos nosotros, semillas plantadas en la tierra para crecer y desarrollar nuestro propósito, allí donde estemos experimentando la vida.

Estemos disfrutando de nuestra primavera…o de nuestro otoño…nos toque sembrar o recoger…lo que es seguro, es que en nuestro interior, yace una semilla esperando paciente el momento de ser. Somos semillas plantadas con amor y mimo, estemos atentos a nuestro momento, tomando consciencia de nuestros ciclos personales y siendo  receptivos a nuestro entorno.

Desarrollar nuestro programa interno, nos da la seguridad de saber lo que somos… ¿Somos flor? ¿Somos árbol? ¿Somos fruto?…lo sabemos, otra cosa es que no lo queramos atender, es que tengamos miedo a ser grandes, es que no nos sintamos capaces de superar nuestros retos y aprendizajes…pero todo eso solo es una visión limitada de las cosas, la visión horizontal de la serpiente que no se alza por miedo a lo desconocido.

Y es que la semilla tiene que estar atenta a lo que le rodea, no anegarse con un exceso de agua, no romperse en una ventisca, no dejar sin nutrientes la tierra que sustenta sus raíces y no alejarse de recibir el calor del sol. Así que es muy importante atender el momento, equilibrar nuestras aguas internas, usar las palabras con respeto y cariño, alimentar nuestro cuerpo y espíritu con buenos pensamientos y mantener la mente clara y despejada para tomar consciencia de nuestro sol interno, nuestro corazón.

Durante 13 días, la energía de la semilla nos recuerda el Poder del Florecimiento interior, que todo lo que necesitamos para desarrollar nuestro ser está contenido en nosotros. Somos naturaleza desarrollando una consciencia cósmica, atrevámonos a salir de la cáscara, sin miedo, confiemos en la Madre Tierra y sintámonos libres para crear lo que queramos ser.

Espejo Magnético

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>