a title
Kin

La Abundancia es un estado Amoroso del Ser

Para vivir en armonía debemos actuar con el corazón.

Día 8 de la onda de la noche. El amor que profesamos por nosotros mismos define el estado de integración de nuestro corazón con el mundo. Ese amor es el motor que impulsa nuestros sueños, que nos sintoniza con la luz de la consciencia y que modela la abundancia en nuestras vidas.

El perro nos habla de amor incondicional, elevar nuestra vibración es la llave para vivir en abundancia, pero amar sin condiciones no es fácil, no es algo que podamos hacer con la mente, es algo que hay que sentir, así que mientras nos dejemos llevar por pensamientos o actitudes mentales de enfados, crítica, juicio, etc, difícilmente amaremos tal y como nuestro ser nos pide.

El tono 8 galáctico nos habla de aprender a integrar lo que vivimos, modelarlo para que encaje en una estructura verdadera y en ese proceso sintonizar con la integridad. Somos seres de luz, evolucionamos para ser conscientes de que nada sirve si no hay amor que estabilice la mente egoica, la luz que reside en nuestro corazón es la llave de nuestra felicidad, empezar a vibrar en esta frecuencia nos augura un trabajo interno de remodelar nuestras estructuras, pero también nos lleva a la conexión con el Uno.

Ser coherentes nos brinda la armonía interior necesaria para aprender a dar sin esperar nada a cambio, para agradecer cada día por las experiencias y aprendizajes vividos y para aceptar nuestro ahora como si nosotros lo hubiéramos escogido. Si buscamos un modelo de vida más amoroso, más intuitivo, donde la compasión y el perdón tengan espacio, hay que aprender a conectar con el poder del corazón.

Hoy recuerda que el amor está íntimamente ligado a la magia, es la conexión entre lo invisible y lo visible, la unión con todo desde el corazón; Y es importantísimo despertarlo, darle protagonismo para que anule toda dependencia del ego, para empezar a pensar diferente y colocar en orden las prioridades.

Cuando en vez de enfadarte sonríes, en vez de contestar respetas, en vez de quejarte agradeces o en vez de defenderte perdonas, es cuando empiezas a darle fuerza al amor que eres y para ello hay que quererse mucho y sin condiciones ni excusas.

Recuerda: Haz de tu día un modelo de vida, regálate felicidad, no entres en batallas tontas, da, ofrece cariño y en momentos críticos respira mientras le recuerdas a tu mente que vibrar alto significa no involucrarse en roles que defienden un yo que te separa de la conexión amorosa con tu ser.

Yo integro la alta magia del amor para sentirme feliz y sanar; cuando me amo doy por el simple hecho de sentirme feliz, porque cuando soy amor lo único que queda es compartirlo con los demás, soy otro tu.

a title

 

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

error: Content is protected !!