a title
Kin

Nuestras palabras son energía

Conecta con tu verdad espiritual, que es aquella que desarrollas cada día en tu vida cotidiana, haz de tu comunicación algo sagrado, porque la espiritualidad no se encuentra en los altares, se encuentra en la verdad de cada persona.

Día 4 de la onda de la Tormenta. Cuando hablas decretas, porque cuando te expresas estás dando forma a la energía que encierran las palabras, y éstas realmente tienen el poder de cambiar realidades, situaciones e incluso tu propia vida.

El sello viento nos recuerda que hablar hablamos mucho pero comunicar, ya es otro tema. Vivimos en un mundo donde hablamos y hablamos, utilizamos las palabras sin ningún tipo de consciencia, nos quejamos de lo mal que nos va la vida, criticamos lo que hace el otro, callamos en lo esencial… da que pensar ¿no? Para avanzar en nuestra evolución necesitamos una drástica revisión acerca de cómo nos comunicamos; si nuestra expresión proviene de nuestro espíritu, nos permitirá abrir una vía de comunicación sagrada con nuestra verdad.

El tono 4 Auto existente da forma hoy a la comunicación para que aprendamos cual es la mejor manera de conectar con nuestro interior, acallar la mente puede resultar algo difícil, pero existen técnicas como la meditación que nos pueden ayudar en esta tarea. Así para escucharnos deberemos tomar la decisión firme de tener la mente abierta, de no dudar de lo que nos llega o vemos, y estar atentos a los mensajes o señales que nos están dando pistas acerca de hacia donde hay que ir.

La sabiduría que habita en nuestro interior tiene toda la información, ahora bien, ¿realmente quiéres escuchar? Si la respuesta es sí, es momento de actuar transformando ruido mental en escucha activa.

Hoy sé consciente de los discursos y conversaciones que tienes contigo y con los demás, como te explicas la cosas dependerá del filtro que uses, por eso averigua realmente en que basas tu comunicación interior.

¿Dramas, quejas, complacencia… o te dices la verdad?, cuando la verdad se muestra puede provocar enfado, rabia, defensa, resistencia o sentimiento de culpa, como no quieres sentir ese tipo de emociones y menos que te las diga otro, te engañas y sigues adelante. Si permites el mensaje a favor de tu ego, te auto-manipulas.

Habitualmente nos dejamos influenciar más por lo que dicen los demás, que por lo que dice nuestra voz interior, eso da el poder a los otros y cuando renunciamos a nuestro poder, tomamos la decisión, aun inconsciente, de no escucharnos a nosotros mismos.

¿Porqué no escuchas activamente? porque estás demasiado ocupad@ en tus asuntos y no prestas atención mostrando prioridad a lo tuyo y faltando al respeto o porque sólo escuchas para contestar, esperando el momento de poder meter baza para defender tu postura y asentar que tu tienes razón.

Las palabras sean pensadas o comunicadas tienen un gran poder de dar forma a los pensamientos y dan dirección a tu movimiento, recuerda el Universo está abierto a darte aquello que pides, así que comunica como te gustaría que te hablaran y escucha como te gustaría que te escucharan.

Yo sintonizo mis palabras con mi corazón, respiro para abrir un nuevo espacio de comunicación para ponerle verdad a lo que me explico, porque mi palabra es decreto y mi decreto se manifiesta en mi vida. Yo respiro y escucho, es mi forma de entender que la comunicación es algo sagrado, soy otro tu

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

error: Content is protected !!