a title a title
El Sello del Año: Luna Roja

Leer más »

El Tono del año: Autoexistente, número 4

Leer más »

Luna

Luna 13. Me desapego

Luna Cósmica de la Presencia

Iniciamos la Luna trece del año, 28 días que finalizan el año en curso y nos prepara para una nueva vuelta. Después de un largo año de trabajo interno, es momento de hacer balance de lo vivido, felicitarnos por los logros y aprendizajes, y evaluar todo aquello que se nos ha resistido, sin juicio ni crítica, ya que tenemos por delante un ciclo lunar para la reflexión interna y la finalización, el cierre de procesos, temas, etapas y ciclos.

Cerrar el año lo mejor que puedas muestra tu capacidad de superación y voluntad de evolucionar, por lo que analiza tu situación para después usar la información. Soluciona aquello que te daba pereza o has dejado aparcado, pon en marcha lo que has postergado, haz buen seguimiento de lo que crees que funciona, mejora aspectos, que aunque estén bien deben pasar a una segunda fase, etc.

Porque aunque tú no lo sepas, la vida te ofrece una y otra vez la oportunidad de cerrar temas para poder ponerte en la situación de reiniciar o continuar tu camino, y ocurre porque es necesario y vital hacerlo. Si sientes que estás atrapad@ en la ilusión del avanzar sin resultados, es que estás estancado en un bucle sin sentido. Si sientes que solo das vueltas sin llegar a ninguna parte, has escogido enredarte en ti mism@ una y otra vez, lo primero párate y observa todos esos temas, áreas y situaciones que no están moviéndose; detecta de dónde viene esa inercia que te desvitaliza; emocionalmente somos frágiles si no nos sentimos con suficiente energía para resolver, encauzar, solucionar o ponerle fin.

Por lo que hay una parte de nosotros que malgasta las baterías, cómo querer que el coche avance con el freno de mano puesto, realmente el movimiento es inútil. Soltar el freno nos da miedo e inseguridad, como la primera vez que nos sentamos al volante de un coche o hacemos algo por primera vez, y aunque esas sensaciones sean naturales, nos olvidamos de la ilusión y la alegría que también acompañan ese movimiento.

Lo realmente necesario es avanzar y para ello debemos ser vitales y estar alegres pase lo que pase, por lo que si quieres dejar de ir a ninguna parte, conecta con tu poder, pide ayuda, fuerza y apoyo a tus guías en estos momentos, que te abracen y te protejan, que se lleven tus miedos y te indiquen el camino, para ello solo debes estar conectado, atento y no tener prisa.

La energía de la última luna del año nos ofrece abrir nuevos espacios, iniciar la búsqueda en nuestro interior para andar el camino que paso a paso nos conduce a nuestro destino sagrado. La nueva etapa ¿será mejor?, ¿será peor?… yo solo sé que será diferente, mejor o peor dependerá claramente de a que le quieras dar fuerza, si a tu luz o a tu sombra, en este mundo dual nosotros decidimos donde invertir nuestra energía.

Acciones para esta Luna:

El propósito de Trascender hay que tomarlo en el sentido más cotidiano, cerrar etapas, dejar y soltar estructuras, y terminar lo que está a medias para que el cambio en positivo se empiece a notar en nuestra vida. Trascender es superar, pero también es dejar de darle fuerza o importancia a aquello que realmente no nos permite avanzar. Para generar este movimiento debemos entender que la vida se mueve cíclicamente, pasar a otro nivel o etapa requiere desapego con la anterior.

Todo aprendizaje funciona por etapas y si no resuelves verdaderamente, volverás a encontrarte con lo mismo, aunque no lo reconozcas. Vivimos ciclos de cierre y de inicio de muchísimas cosas, la clave está en detectar que es lo que la vida nos pide cambiar para hacerlo cuanto antes, así los ciclos se irán sucediendo cada vez de manera más fácil, sino las dificultades van «in crecendo», y con ello nuestra dificultad para resolverlas.

Avanzar con cosas pendientes, con anclajes del pasado y con miedo por lo que va a venir, no es avanzar, es dar vueltas sobre uno mismo para sentir cada vez más la incomodidad de nuestra situación, muy parecido a la sensación de cuando no puedes dormir y solo das vueltas en la cama; al final uno tiene que levantarse para darle solución a lo que no nos deja sentir paz.

Somos expertos en crear problemas anulando toda percepción de luz y amor, nos enganchamos a estas bajas frecuencias como si fueran golosinas, dulces que con el tiempo nos dejan un sabor amargo. Por lo que cambiar la visión y aceptar nuestras adicciones nos permite reconocernos en la falta de amor y alegría, ayudándonos así a entender que llega un momento en que un@ tiene que soltar para poder continuar su camino y así avanzar.

No olvides que cerrar un ciclo es crear un nuevo nacimiento, iniciar un nuevo viaje con la alegría de las metas alcanzadas y los desafíos superados, y por supuesto con la alegría de lo que nos queda por vivir. Para ello es fundamental amarnos y querernos, felicitarnos y animarnos a continuar obteniendo y recordándonos  el reconocimiento merecido. No esperes a que se genere un problema para actuar, ve tomando decisiones mientras andas, modifica actitudes, ve adaptándote sin parar tu movimiento.

El acto de cerrar o trascender te permite darle la vuelta a todo, aún estás a tiempo si te pones ya y dejas de entretenerte con aquellas excusas que te explicas, los adornos que le pones a todo y te alejas de los dramas que rodean lo que te preocupa. Es momento de actuar, así que levántate y anda, deja de explicarte impedimentos y empuja con fuerza tu vida para desencallar temas; para que todo fluya hay que crear caminos, abandonar actitudes negativas y confiar más en nuestra valentía y potencial. En ti está la solución si quieres verla.

Promueve tu autoestima, date ánimos, cree en ti. Reforzar la confianza en nosotr@s mism@s es fundamental para no desanimarnos o renunciar a lo que queremos. Si estás en el camino correcto la vida te ayudará si pones de tu parte, así que confía en que eres capaz de sincronizar-Te.

Para Superar define tu manera de ser, de encajar y enfocar las cosas, se consciente de como has actuado, donde te has encallado, donde las cosas te han afectado más y menos, donde has permitido, etc, es la manera de reconocerte nuevamente.

Aprovecha el impulso de la última luna del año para reunir la fuerza necesaria que necesitas para terminar y concluir aquello que ya no debe acompañarte más. Es momento de acabar de limpiar, de hacer un proceso de purificación profundo para sentirnos preparados y con ganas de empezar e iniciar una nueva etapa. Ámate mucho, porque quererte es el movimiento que ayudará a que tu vida fluya.

Carta Natal Maya

  • Guía de Vida
Precio: Pide información

Astrología Maya

  • Formación
Precio: Pide Información

Classified related terms

Related Articles

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

error: Content is protected !!