a title
Kin

¿Piensas mucho y sientes poco, o piensas poco y sientes mucho?…

Observa lo que te rodea, hay un equilibrio perfecto al que te debes sumar, mente y corazón trabajan juntos para centrar y enfocar la energía, deja que tu mente se calme y tu corazón se serene, así sentirás la paz que necesitas en tu vida.

Día 6 de la onda del perro. Cuando sincronizamos el ritmo de la mente y el corazón es cuando se produce la perspectiva perfecta y se abren las múltiples oportunidades para cambiar hacia una vida organizada desde el corazón.

La energía del águila es creativa y paciente, sin visión nos ofuscamos, mezclamos sentimientos y razón, es entonces cuando sentimos ese crack dentro de nosotros, el desequilibrio que se produce cuando las circunstancias nos superan. Para obtener perspectiva necesitamos serenar y restar fuerza a la mente.

El tono 6 nos empuja a equilibrar y organizar, pero con la mente revuelta y el corazón dolido no es fácil, necesitamos un cambio de rumbo, de prioridades, por eso hay que deshacerse  o alejarse de aquello que nos genera desequilibrio para obtener una perspectiva más serena y sana de la situación que vivimos.

Ya sabemos que lo ideal es el centro, la estabilidad y equilibrio soñados, lo hemos leído en libros, oído en conferencias, vídeos y escuchado en canciones y de la mano de maestros, pero la verdad nuestra humanidad y emocionalidad nos hace vulnerables a lo que nos pasa.

Aferramos a la idea de centro para mantener el equilibrio tampoco debe ser algo rígido, porque no hay nada más natural que el movimiento cíclico, lo que si deberíamos procurar es tomar consciencia de aquellos estados que nos arrastran en caídas y subidas que no nos permiten mantenernos en pie.

Hoy mantén en el centro compensando todo lo que vives, así lo malo se torna menos malo y lo super-bueno se torna bueno, ya que tiendes a emborracharte emocional y mentalmente con ideas y sentimientos que acaban llevándote al extremo.

Tus capacidades intuitivas y sensoriales se bloquean si mantienes el caos mental, y las necesitas, porque son tu guía, por lo que observa-Te con paciencia y amor y lo que no te equilibre suéltalo. Acoge dentro de ti aquello que te da fuerza, el amor que recibes, porque es lo que te ayuda a volver al centro en momentos difíciles.

Yo equilibro mi andar, siento calma, soy paciente y observo, cada latido me mueve, soy otro tu.

REFLEXIÓN: Los extremos son como trampas o emboscadas; permanece en el medio, pero ni siquiera al medio te aferres. Siddhartha Gautama Buda

Puedes estar de bajón o de subidón, pero en ningún de estos extremos debes quedarte, allí no hay claridad ni es el espacio para tomar decisiones, tampoco te permite evaluar correctamente lo que sientes, así que recuerda calmar para fluir, permitiendo de esta manera que puedas ver, tanto por exceso como por defecto, cuanto amor das o recibes en cada situación que vives.

Deja un comentario

  Campo Obligatorio
Puedes utilizar estas etiquetas HTML en el comentario
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

error: Content is protected !!